Aleaciones metálicas utilizadas en la producción de utensilios domésticos

Hay varios artículos que componen las funcionalidades de una cocina doméstica o industrial. A lo largo de los últimos años, han surgido cientos de nuevas herramientas, que facilitaran la vida doméstica y profesional de las personas que pasan la mayor parte de sus días en la cocina. Pero ¿alguna vez has pensado en la cantidad de diferentes aleaciones de metal que se utilizan en la producción de utensilios domésticos? Existen ollas de cobre, aluminio, hierro, acero inoxidable e incluso piedra o vidrio templado, los dos últimos son generalmente más buscados por razones estéticas. En respecto a la fabricación de esos ítems que utilizan aleaciones metálicas, la materia prima que conquistó tanto el público de la cocina industrial como de la cocina doméstica fue de hecho el acero inoxidable. Para una serie de factores funcionales e incluso estéticos, el acero inoxidable está actualmente entre los ítems más recomendable para el uso en equipos de cocina en general, pero dependiendo del propósito de quién va a utilizar la herramienta, el cobre y aluminio todavía tienen sus ventajas comerciales y prácticas.

¿Qué aleaciones se utilizan en la producción de utensilios domésticos y por qué?

Aluminio

La ligereza y la alta conductividad térmica del aluminio son factores favorables para la producción de utensilios domésticos. El costo de producción reducido también es un atractivo, pero, durante las décadas de 1990 y 2000, los rumores de que las ollas de aluminio liberaban partículas metálicas en los alimentos redujeron en gran medida la demanda de productos hechos de este material. Vale la pena recordar que la OMS (Organización Mundial de la Salud) negó estos rumores, afirmando que la cantidad de metal liberado en el proceso de cocción no es perjudicial para la salud. Hoy en día, la producción de ollas ya no es el foco principal del uso de aluminio en este mercado, pero otros utensilios como cubiertos, formas de pastel, escurridor y pinzas todavía se producen ampliamente con este material. Es interesante recordar que, aunque no sea el material principal, el aluminio sigue presente en muchas ollas, especialmente en ollas de acero inoxidable fondo triple que vamos a discutir a continuación.  

Acero inoxidable

En las cocinas de todo el mundo, el acero inoxidable es el material más utilizado en la producción de utensilios domésticos, especialmente en ollas. Sus características estéticas a lo largo de los años han sido mejoradas por la industria, pero su alta resistencia al desgaste y la oxidación colocan el material en primer lugar en la lista de fabricantes y clientes finales. La sencilla limpieza de los productos fabricados con esta materia prima asegura una desinfección eficiente del equipo, garantizando la integridad de los alimentos elaborados con estos utensilios. Este factor es muy importante para las cocinas industriales, que producen alimentos en grandes cantidades para un público considerable. En este escenario, para evitar una posible contaminación masiva, el acero inoxidable demostró ser un material altamente eficiente. Las ollas de acero inoxidable de fondo triple son como una especie de sándwich, con una capa de acero inoxidable, una de aluminio en el centro y otra capa de acero inoxidable. Esta composición se hace así para extender el calor, acelerar la cocción de los alimentos y mantenerlo caliente durante más tiempo después de la preparación.  

Cobre

Sinónimo de cocina clásica, utensilios de cobre todavía dominan muchas tiendas de dulces, panaderías gourmet y otros establecimientos que se presentan con una personalidad más rural y acogedora. Los chefs que dan preferencia a las ollas de cobre tienen sus razones, mucho más allá de la apariencia, la excelente conductividad térmica del material propaga el calor muy bien, lo que permite una cocción más homogénea y lenta de los alimentos. Vale la pena recordar que las ollas de cobre generalmente son recubiertas con materiales como estaño, plata, níquel y, dependiendo del fabricante, incluso oro. Esto se debe a que el cobre en contacto directo con los alimentos puede causar contaminación, pero el recubrimiento garantiza la seguridad del proceso. Independientemente de cuál sea el uso final, la producción de utensilio domésticos tiene una gran demanda de aleaciones metálicas y su empresa puede contar con Coppermetal como distribuidor de estos metales. Póngase en contacto con nuestro equipo y solicite su cotización ahora mismo!