Conozca los principales tipos de mecanizados que dependen de aleaciones metálicas

En el entorno metalúrgico algunos procedimientos se destacan por ofrecer practicidad y flexibilidad a la hora de crear nuevos componentes. Un ejemplo de esto son los procesos de mecanizado, que consisten en modificar una materia prima para la fabricación de una pieza. A continuación, entienda qué es, qué tipos y cómo las aleaciones de metal se relacionan para que suceda el mecanizado.

¿Qué es el mecanizado?

El mecanizado es un procedimiento utilizado en el entorno industrial que tiene como objetivo modificar una aleación metálica y transformarla en una pieza o incluso en una maquinaria pesada.

En este proceso, los profesionales responsables son capaces de moldear diferentes aleaciones y crear equipos que requieren un alto grado de cuidado o exclusividad, y se pueden aplicar en la fabricación desde tornillos a piezas más densas para operar en fábricas.

El mecanizado es una técnica muy compleja y antigua, que tuvo su origen en 700 a.C., cuando los seres humanos ya estaban buscando maneras de transformar aleaciones encontradas en la naturaleza (especialmente el hierro) en herramientas para su vida cotidiana.

Pero, fue en el período post revolución industrial, con la llegada de maquinarias más pesadas, que las fábricas de moldes ganaron fuerza.

¿Cómo se realiza el mecanizado de piezas?

El proceso de mecanizado se realiza a través de maquinaria y procesos bien definidos. En relación con las máquinas de mecanizado, algunas son fundamentales y más comunes, como, por ejemplo:

  • Fresadoras CNC;
  • Torno mecánico;
  • Torno CNC;
  • Retifica cilíndrica;
  • Máquina de corte por láser;
  • Máquina de corte en seco;

Estas máquinas son responsables por hacer con que el proceso ocurra más rápido y con mayor precisión.

Principales procesos de mecanizado

Actualmente existen varios procesos de mecanizado que satisfacen diferentes demandas para el tratamiento de aleaciones metálicas. Estos procedimientos son capaces de crear diferentes piezas, ya que manejan la materia prima de una manera específica. Conozca a los más buscados:

Torneado

El torneado es una de las formas más utilizadas de mecanizado que hay. Consiste en formatear las aleaciones metálicas, transformándolas en equipos cónicos o cilíndricos.

Al combinar el movimiento de las piezas giratorias y avance de la herramienta, se produce el torneado. Para este procedimiento es necesario contar con la ayuda de un equipo llamado torno, en él el metal se moldea y/o se corta para dar lugar a una nueva pieza.

Fresado

El fresado es un procedimiento realizado con el uso de una fresadora para hacer el corte de un material metálico fuera de la superficie. La herramienta promueve un movimiento giratorio mientras ejerce presión sobre la pieza. Esta técnica se utiliza para la creación de logotipos extraídos de placas de acero, por ejemplo.

Rectificado

Hecho por medio de una máquina rectificadora, este procedimiento consiste en cortes de abrasión que permiten la eliminación de la materia prima con un acabado especial. Entre las principales características que tiene un equipo realizado con este proceso de mecanizado, podemos destacar:

  • Menos rugosidad y protuberancia;
  • Máxima precisión de las mediciones para obtener piezas similares que pueden ser reemplazadas entre sí;
  • Recuperar piezas que se han deformado.

¿Cómo se relacionan las aleaciones metálicas?

Como hemos visto hasta ahora, los metales son las materias primas para que el proceso de mecanizado suceda. Para pasar por pasos tan complejos, es esencial buscar aleaciones que tengan calidad y ofrezcan seguridad al operador.

Coppermetal lleva casi 30 años trabajando para ofrecer metales y metales no ferrosos de calidad a sus clientes de una manera ágil y que no comprometa la calidad de sus productos.

Si su empresa trabaja con procesos de mecanizado, póngase en contacto con solicite una cotización de las mejores aleaciones metálicas para su negocio!