¿Qué es el bronce naval?

 El mar es un entorno altamente corrosivo y, por lo tanto, existe una fuerte necesidad de invertir en materias primas de calidad y alta durabilidad para el transporte marítimo. Ahí es donde encontramos el bronce naval.

Muchas aleaciones metálicas no tienen resistencia a las acciones destructivas del océano. Después de todo, el agua del mar se compone de diversas sales con diferentes impactos. Buscar una combinación que soporta esto no es fácil, pero el bronce naval (C83600) /SAE 40 cumple con los requisitos para el manejo en este entorno. Teniendo esto en mente nos preguntamos, ¿de qué se compone esta aleación para garantizar un alto rendimiento en un entorno tan maleable como el océano?

El bronce naval es compuesto de 85% de cobre, 5% de estaño, 5% de plomo y 5% de zinc. Esta es una combinación inteligente ya que el cobre en sí se presenta como un metal bastante poroso y depende de la inclusión de otros materiales para garantizar la durabilidad y la resistencia a la corrosión.

El estaño es un elemento que destaca por su potencial anticorrosivo y su alta vida útil. Por lo tanto, no hay duda de que en combinación con el cobre se convertiría en un fuerte aliado para herramientas y construcciones navales.

Aplicación del bronce naval

No en vano, una liga de bronce fue elegida para el rendimiento marino. El bronce es una materia prima muy versátil y de buena adherencia a otros elementos químicos. La alta resistencia al desgaste es una de las características principales del bronce y hace con que este material sea tan esencial para la industria. 

El bronce naval se puede aplicar en varias partes de un sistema hidráulico, tales como bujes, soportes, cilindros, varillas de válvulas, engranajes, etc., o sea, todo lo que pueda tener un contacto directo o indirecto con el agua de mar.

Intercambiadores de calor, condensadores y placas de tubo también pueden confiar en esta aleación de metal en su composición, después de todo, el material tiene alta resistencia térmica.

Ya sea en yates de lujo, cruceros o incluso embarcaciones de carga, esta aleación garantiza una buena adherencia y máxima resistencia para evitar problemas de oxidación que pueden influir en la seguridad y el rendimiento del transporte fluvial. Podemos decir que la aplicación del bronce naval no se limita a un solo tipo de embarcación o parte específica. Es un material muy maleable que se puede pedir a medida.

Características del bronce naval

Como hemos visto aquí, el bronce naval tiene varias ventajas y la mayor de ellas es su alta resistencia en contacto con los entornos marinos.

Además, es importante tener en cuenta que el material tiene alta ductilidad, resistencia al desgaste y corrosión.

Otra ventaja importante es que el bronce naval es un material sólido que no se deteriora, lo que también es ventajoso cuando pensamos en soluciones que no dañan el medio ambiente. Esto significa que no emite activos contaminantes en el agua de mar.

Dónde encontrar bronce naval

El bronce naval se puede encontrar en varios formatos y ordenado a medida para aplicaciones específicas. Los formatos de distribución más comunes son los barras, bujes y barras rectangulares, lo que garantiza la máxima flexibilidad de la materia prima para su aplicación en varios segmentos y diferentes productos.

Es importante tener en cuenta que, al tratarse de un material noble y de tal importancia para garantizar la calidad y seguridad de las embarcaciones, es necesario investigar y buscar distribuidores de aleaciones metálicas de calidad.

Desde hace casi 30 años Coppermetal ha estado ofreciendo un servicio de calidad y las mejores aleaciones metálicas para los diversos segmentos industriales. Siempre teniendo como objetivo la calidad de sus productos y a la satisfacción de sus clientes.

¿Quieres encontrar bronce naval de calidad?  Póngase en contacto con nosotros y solicite un presupuesto con nuestro equipo comercial.