Ingenieros crean la aleación metálica más resistente al desgaste del mundo

Una aleación metálica más resistente, con una vida útil hasta 100 veces mayor que el acero, fue desarrollada a partir de platino-oro por el equipo científico de Sandia National Laboratories.  Esta combinación fue hecha por metales de la misma clase de diamantes y zafiros, materiales nobles y mucho más resistentes a las acciones del tiempo y de la naturaleza.

¿Imaginas un coche que pueda patinar por la línea del Ecuador sin que su banda de rodadura se desgastara? Esto es posible con esta nueva aleación de metal. 

«Hemos demostrado que hay un cambio fundamental que se puede hacer en algunas aleaciones que proporcionará este aumento en el rendimiento en una amplia gama de metales reales y prácticos», dijo el científico de materiales de Sandia Nic Argibay. 

No es de extrañar para nadie que los metales generalmente tienen una alta resistencia, sin embargo, cuando sufren fricción con otras aleaciones terminan perdiendo agarre y se desgastan, esto cuando no se corroen.

Un ejemplo de esto es lo que sucede con los motores automotrices y la maquinaria industrial, donde las aleaciones con el tiempo se desgastan, se deforman y corroen (excepto cuando hay una barrera protectora de otro material).

La aleación de metal pose un rol clave cuando se trata de resistencia. Después de todo, es la combinación de dos o más elementos para crear un nuevo compuesto con características más resistentes – ya sea desgaste, corrosión, temperatura, etc.

La aleación metálica en oro puro, creada por Sandia, es una forma de evitar el desgaste a través de un proceso químico. Hipotéticamente hablando, se trata de perder una sola capa de átomos después de una milla de derrape de los neumáticos.

¿Cómo puede la nueva aleación de metal afectar a la industria?

Al final, ¿cuál es el retorno esperado para esta nueva aleación de metal a la industria?

Este recubrimiento ultra durable puede representar un salto significativo en la economía y también para la ciencia. Hay una previsión de 100 millones de dólares que se pueden contener anualmente en la industria electrónica.

Además, esta aleación metálica ofrece la posibilidad de crear equipos para los más diversos segmentos industriales de una manera segura, duradera y económica.

«Estos materiales resistentes al desgaste pueden proporcionar beneficios de confiabilidad para una variedad de dispositivos que exploramos», dijo Chris Nordquist, ingeniero de Sandia.

Sin embargo, la creación de una aleación metálica compuesta por un 90% de platino con un 10% de oro no es algo nuevo.

Lo que ha cambiado es el proceso de fabricación y la evolución de la ingeniería para lograr los resultados y la fuerza de esta nueva aleación metálica. 

Para llegar al resultado, Sandia cuestionó el antiguo paradigma de que la capacidad de un metal estaba relacionada con su dureza. La nueva propuesta hecha por los ingenieros era de que su vida útil se ligase con la forma en que la aleación reaccionaba al calor, y, de esta manera, seguirán en la elección de metales en proporciones hasta el proceso de fabricación que demostró la tesis.

«Muchas aleaciones tradicionales se han desarrollado para aumentar la resistencia de un material, aun así, en la presencia de tensiones y temperaturas extremas, las aleaciones se volvieron más gruesas o suavizadas, especialmente bajo fatiga. En nuestra aleación de platino y oro, la estabilidad mecánica y térmica es excelente, y no hemos visto muchos cambios en la microestructura durante períodos inmensamente largos de estrés cíclico durante el deslizamiento», dice John Curry, un postdoctorado que participó activamente del estudio de Sandia.

Después de las pruebas, los ingenieros llegaron a un resultado gratificante: el de una aleación de metal con la apariencia de un platino común ligeramente más pesado que el oro puro, pero mucho más eficaz y duradero a altas temperaturas y hasta 100 veces más resistente al desgaste.