¿Placa o bobina de aluminio? ¿Cuál usar?

El aluminio es un material buscado para prácticamente todos los segmentos industriales. Después de todo, es una materia prima resistente a la corrosión, muy duradera y con eficacia comprobada en las zonas más variadas. La aplicación puede ocurrir de varias maneras, tales como placas o bobina de aluminio.  

Estas dos opciones son similares, pero la aplicación correcta puede ser decisiva en la calidad de un proyecto. Algunas diferencias son sutiles y otras más determinantes.

Las placas de aluminio son materiales comunes fácilmente encontrados por los fabricantes de metales. Las bobinas son más específicas. La diferencia entre ellos está en la aplicación que mejor se adapte a cada uno.

A continuación, comprenda las diferencias y cómo elegir entre bobina de aluminio o placa metálica.

Diferencia entre placa de aluminio y bobina

La bobina de aluminio es muy solicitada para la fabricación de envases, como latas. La ventaja es que las bobinas se pueden incorporar en equipos industriales que hacen la moldura personalizada del material.

El uso de bobinas, de esta manera, puede ser en remolques de tractores, paneles de carrocería del camión y partes de automóviles o incluso en la creación de utensilios domésticos de cocina y productos de construcción (toldos, techos, canaletas, etc.).

Una de las grandes ventajas al utilizar bobina de aluminio es que es posible aplicar diferentes tonos a ella, como azul, rojo, dorado o negro. Esto sucede a través de un proceso de anodización de color. Además, el comprador puede elegir entre un acabado mate, pulido o brillante.

Ya las placas de aluminio se requieren para construcciones más pesadas. En la fabricación de productos de transporte, aeroespaciales y militares.

Después de todo, el aluminio es un material resistente a las variaciones climáticas, y por esta razón, las placas se incorporan como recubrimiento en tanques de combustibles, chorros de naves espaciales y también para tanques de almacenamiento de fluidos.

También vale la pena reforzar que las placas de aluminio sirven como suelos y estructuras para vehículos, blindaje, y también en la construcción de barcos.

Ventajas de usar placa o bobina de aluminio

Tanto las placas de aluminio como las bobinas son materiales con diversas aplicaciones. Y la razón es sencilla: es una materia prima con ricas características para los más diversos sectores.

Una de las principales ventajas del uso del aluminio – que lo hacen mucho más atractivo que el acero, por ejemplo – es su ligereza. Con un peso aproximado de 2,70 g/cm³, tiene aproximadamente el 35% del peso del acero y el 30% del cobre.

Otra ventaja es que el aluminio tiene una excelente conductividad eléctrica y térmica, siendo la segunda casi 5 veces mayor que la del acero.

Ya sea en placa o bobina, el aluminio es un material reciclable, y con bajo impacto negativo en la naturaleza.

Un ejemplo muy notable de la presencia de aluminio (tanto en placas como en bobinas) está en el sector automotriz, tanto en la construcción de carrocerías de automóviles como en piezas específicas, que hacen que los vehículos sean más ligeros, consuman menos combustible y ahorren recursos para el consumidor final.

Dónde encontrar placa y bobina de aluminio

Como hemos visto hasta ahora, el aluminio es una materia prima versátil con amplia aplicación, por lo que elegir entre placas de aluminio y bobina es importante para asegurar la mejor ejecución en un proyecto.

Para lograr estos materiales con calidad y también adaptados de acuerdo con la demanda específica de su negocio, es importante buscar el proveedor adecuado.

Coppermetal ha sido distribuidor de aluminio y otros metales ferrosos y no ferrosos durante casi 30 años. Con soluciones personalizadas, Copper ofrece las mejores materias primas en las medidas necesarias.

¿Necesita aluminio para su industria? Cuente con Coppermetal. ¡Solicitar un presupuesto haciendo clic aquí!