El aluminio como adyuvante en las vacunas contra el coronavirus

El término «adyuvante» significa el uso de un medicamento o materia que se debe utilizar para reforzar el funcionamiento o la acción de otra sustancia en la lucha contra los antígenos, especialmente para aumentar la producción de anticuerpos. Nunca se ha hablado tanto de los aspectos que garantizan una buena inmunidad y la importancia de las vacunas como durante la pandemia de coronavirus. Pero ¿sabía que el aluminio jugó un papel clave en esta lucha contra el virus? 

 

El aluminio entró en escena para apoyar la producción de vacunas y aumentar la potencia del sistema inmunológico en el organismo de las personas. Pocos lo saben, pero esta no es la primera vez que esta sustancia ha asumido un papel tan importante en la medicina. 

 

Durante más de 80 años, el aluminio se ha utilizado para la producción de vacunas. La razón es simple: actúa como adyuvante y asegura una mayor producción de anticuerpos y potencia de la acción de la vacuna para una respuesta inmune más rápida y eficiente. 

 

A pesar de esta historia muy sólida del uso del aluminio en la producción de vacunas, es normal que algunas personas sientan miedo o no entiendan muy bien cuál es el papel de la sustancia en la producción de anticuerpos. Hemos separado, en esta completa guía, todo lo que necesita saber sobre este tema. ¡Siga leyendo y sepa más!

¿Qué es el adyuvante? 

El adyuvante o adyuvante inmunológico es, en general, el uso de un medicamento que potenciará la acción de otro. En el caso de algunas vacunas, este «ingrediente» adicional es capaz de proporcionar una respuesta inmune mucho más eficiente y rápida. Además de tener un impacto directo en la durabilidad de la inmunización. 

 

El uso de adyuvantes en la vacunación surgió como una forma de hacer más seguro el proceso de inmunización. Esto se debe a que la composición del medicamento está formada, básicamente, por pequeños componentes de gérmenes causantes de enfermedades, atenuados, para no correr el riesgo de que la persona desarrolle una reacción muy fuerte. Sin embargo, esta proteína resulta ser menos potente y estimulante, y para hacerla más potente, se necesita un refuerzo. 

 

Las sales de aluminio son, a menudo, este ingrediente adicional para ayudar a fortalecer y aumentar el potencial inmunológico. El secreto principal es usar una dosis correcta, para que la calidad y otras sustancias presentes en la combinación de la vacuna no se anulen. 

 

Los principales adyuvantes que puede tener una vacuna son:

 

 

  • Hidróxido de aluminio;
  • Sulfato de hidroxifosfato de aluminio;
  • Fosfato de aluminio;
  • Aceite de escualeno;
  • QS-21;
  • Monofosforil lípido A;
  • Vitamina E;
  • CpG 1018.

 

Tampoco es hoy que el uso del aluminio en la producción de vacunas está presente. En otras situaciones, ya se ha utilizado para estimular la producción de anticuerpos. Actualmente, CoronaVac utiliza hidróxido de aluminio. 

¿Es seguro usar adyuvante de aluminio en las vacunas? 

 

La respuesta más simple a esta pregunta que podemos dar es: ¡sí, es bastante seguro! El principal temor que muchas personas tienen cuando se enteran del uso del hidróxido de aluminio en la vacuna contra la COVID-19 está en relación con el magnetismo que puede implicar. 

 

Sin embargo, los expertos afirman que la cantidad utilizada de la sustancia no es suficiente para causar ningún daño a la salud. El ejemplo más reciente (y popular) que tenemos es el uso de sales de aluminio en CoronaVac, vacuna desarrollada por el Instituto Butantan (que incluso se hizo pública para aclarar dudas en relación al adyuvante) en asociación con la biofarmacéutica china Sinovac. 

¿El aluminio, como adyuvante en CoronaVac, puede hacer daño a la salud? 

 

Según el Instituto Butantan, el uso de sales de aluminio no es perjudicial para la salud y se ha utilizado durante décadas, incluso en otras vacunas que ya se han usado y han demostrado su eficacia a lo largo de la historia. 

 

El aluminio sirve como una especie de «alerta» al sistema inmunológico y lo obliga a aumentar la producción de anticuerpos que, a menudo, solo el virus atenuado, no es capaz de estimular. Hasta la fecha, el uso de este adyuvante no presentó ningún efecto secundario para el usuario. 

 

¿Alguna vez se han usado sales de aluminio en la composición de otras vacunas?

Como dijimos anteriormente, no es la primera vez que las sales de aluminio se utilizan como adyuvante de una vacuna. De hecho, esta es una receta bastante antigua que ha demostrado su eficacia a lo largo de los años, y que hasta ahora, en relación con CoronaVac específicamente, ha estado mostrando buenos resultados. 

 

A continuación, separamos las principales vacunas que utilizan sales de aluminio para potenciar la respuesta inmune:

 

 

  • Vacuna contra el tétanos y la difteria; 
  • Vacuna contra la tos ferina;
  • Vacuna contra la poliomielitis;
  • Vacunas contra la hepatitis A y B;
  • Vacuna contra el VPH;
  • Vacuna contra la meningitis;
  • Vacuna contra Streptococcus pneumoniae;
  • Vacuna contra la COVID-19.

 

Todas estas vacunas han demostrado ser eficaces en la lucha contra diversas enfermedades, y el uso del aluminio es esencial para garantizar la máxima protección. Coppermetal cree en el potencial de este adyuvante y siempre está comprometida a proporcionar información de calidad y materias primas a sus clientes. ¡Siga nuestro blog para estar siempre al tanto de las novedades y sacarse todas las dudas!