Prueba del imán: ¿el acero inoxidable es magnético?

Uno de los temas en relación con el magnetismo en el que muchas personas entran en divergencia, es si el acero inoxidable es magnético. Si le preguntas a un gran grupo de personas, muchos dirán que el material no es en absoluto magnético, y el otro puede decir lo contrario, pensando en la presencia del hierro en la composición de la aleación. Hoy, vamos a aclarar la verdad detrás de esta duda.

Al igual que la mayoría de las cosas, la respuesta está en el medio: depende mucho. Eso es porque hay diferentes tipos de acero inoxidable disponibles para cada necesidad hoy en día. Si su empresa es una de las que está bastante en duda sobre si el acero inoxidable es magnético o no, podemos confirmar que sí, el acero inoxidable puede ser magnético, pero esto no es una regla.

Generalmente, la prueba del imán es utilizada por algunas empresas para distinguir el acero inoxidable del acero al carbono. Como la segunda opción tiene magnetismo, cuando un acero inoxidable reacciona, aunque sea ligeramente al imán, existe la duda de si se trata de un acero al carbono. La respuesta en este caso es «no».

En algunas composiciones de aleaciones de acero existe la unión entre acero, ferrita y austenita. La ferrita es un elemento bastante magnético, por lo que dependiendo de su nivel en la mezcla, transpira a un cierto potencial de magnetización. A pesar de traer este aspecto diferente y poco convencional a esta aleación de metal, el acero inoxidable con más ferrita continúa categorizándose como inoxidable. 

En los aceros inoxidables, la cantidad de ferrita puede variar del 5% al 20% de la composición total, siendo que, con el valor mínimo, la presencia de magnetismo es casi imperceptible, y en el valor más alto es más evidente.

Antes de proceder con la lógica de entender por qué las aleaciones metálicas de acero se basan en ferrita, entendamos más profundamente sobre las aplicaciones y la evidencia de que el acero inoxidable es magnético en algunos casos. ¡Sigue leyendo para aprender!

Después de todo, ¿cuándo el acero inoxidable es magnético?

El acero inoxidable es una de las aleaciones metálicas más presentes en la vida cotidiana de las personas y en la rutina de fabricación. Comprender sus aplicaciones, así como las necesidades que esta materia prima tiende a satisfacer, es de suma importancia. Es una aleación originaria de la mezcla de acero con cromo y hierro, y también puede contener otros elementos, como níquel, molibdeno, ferrita, etc. El mayor propósito del acero inoxidable es tener una mayor vida útil y un gran potencial anticorrosión. En el caso de los magnéticos, que son aquellos con ferrita, tienen potencial anticorrosivo a pesar de que el magnetismo está presente.

El acero inoxidable es ampliamente utilizado en diversas aplicaciones precisamente porque es bastante resistente a la corrosión. Además, vale la pena destacar algunos otros beneficios, como:

  • Estética;
  • Altas propiedades mecánicas;
  • Resistente al fuego;
  • Fácil saneamiento;
  • Casi totalmente reciclable.

Así como otras aleaciones, hay variedades de acero inoxidable disponibles para la comercialización. Los más populares son: austenítico, ferrítico y martensítico. A continuación, vamos a entender las características de cada uno de ellos.

Acero inoxidable ferrítico

El acero inoxidable es magnético cuando se encuentra una cierta cantidad de ferrita en su composición. Esta elección se hace para abaratar la materia prima, sin renunciar a la resistencia a la corrosión que tanto caracteriza al material en el mercado. Su aplicación está dirigida a entornos en los que el magnetismo no presenta ningún problema por pequeño que sea, como equipos de refrigeración, letreros, electrodomésticos, monedas y muchos otros.

Acero inoxidable martensítico

A pesar de la impresionante dureza que tiene esta aleación, es la menos resistente a la corrosión. Por lo tanto, su uso está relacionado con equipos quirúrgicos, discos de freno y cuchillas, que no necesariamente necesitan una preocupación tan grande con el contacto del acero inoxidable con el oxígeno.

Acero inoxidable austenítico

Esta aleación es la más resistente a la corrosión y no tiene magnetismo. Ampliamente utilizado por las industrias química, alimentaria, petroquímica, de construcción civil, automotriz y más por ser un tipo de acero inoxidable que se adapta bien a diferentes circunstancias y condiciones climáticas.

¿Dónde encontrar acero inoxidable, magnético o no?

Como se puede entender, el acero inoxidable es magnético cuando contiene ferrita en la composición y tiene un costo más bajo. Si su empresa necesita aleaciones de acero suministradas en formatos como barras, bobinas, placas, barras de refuerzo y tubos, Coppermetal tiene la solución perfecta, con materiales que siguen los más estrictos estándares de calidad. Para saber más sobre nuestro trabajo y hacer preguntas sobre cuál es el mejor para su necesidad, ¡haga clic aquí y solicite un presupuesto!