El impacto de la guerra en Ucrania en el precio del aluminio

Desde el inicio de la humanidad, los momentos de crisis pueden generar diversas incertidumbres en todo el planeta. Sin embargo, cuando la crisis está provocada por una guerra, las consecuencias pueden ser aún mayores, como es el caso del precio del aluminio.

Este material, que es el tercero más abundante de todo el planeta, ha sufrido grandes cambios en su precio debido a la guerra de Ucrania, en la que Rusia invadió el país a mediados de febrero de 2022.

En pocas semanas, el precio de las commodities metálicas ha alcanzado ya cifras históricas en todo el mercado, según la tabla de la LME (Bolsa de Metales de Londres). El récord del aluminio se registró el 2/3/2022, cuando su valor alcanzó los 3552 dólares por tonelada, lo que se consideró la mayor inflación del metal hasta ese día. 

Por ello, desde Coppermetal, hemos elaborado este artículo para que conozca las consecuencias que la guerra ha traído al mercado de los metales, principalmente al aluminio. 

¿Por qué subió el precio del aluminio con la guerra?

La principal razón por la que el precio del aluminio está en constante aumento son las importantes sanciones económicas que otros países, principalmente Estados Unidos, están aplicando a Rusia. Esto se debe a que el objetivo es debilitar la economía rusa para poner fin a la guerra.

Rusia está considerada como uno de los mayores productores de este metal en el mundo, proporcionando una de las mayores variedades de productos, como latas de bebidas y piezas para el sector aeronáutico. En el caso de Brasil, por ejemplo, los rusos suministran alrededor del 12% de todas las importaciones de metal.

Otra razón es la posibilidad de que el gobierno de Vladímir Putin suspenda la exportación de materias primas, perjudicando, así, a todas las industrias. 

Según el banco UBS, en caso de que Rusia deje de suministrar el metal, se dejarán de producir unas 2 millones de toneladas, lo que podría provocar una escasez de stock. Sin embargo, debido a su gran capacidad de producción, el impacto solo se producirá en unos meses debido a la cantidad de stock.

El gran problema se produciría si se superara este periodo. Como cualquier otra mercancía, la falta de material en stock junto con el aumento de la demanda hace que los precios suban, lo que repercute directamente en la economía de las empresas que necesitan las commodities para su línea de producción.

Por lo tanto, la guerra aumenta la dificultad para que los países lleguen a un buen acuerdo y los precios pueden seguir subiendo. Cabe destacar que, en 2021, una crisis energética ya había perjudicado la producción de los metales, algo de lo que todavía se estaban recuperando en los últimos meses.

La importancia del aluminio y las consecuencias de la guerra

El aluminio es una de las principales materias primas de todo el planeta y tiene la ventaja de que se puede reciclar innumerables veces. Varios sectores industriales utilizan el material en sus producciones, como la industria naval, la automotriz, la farmacéutica, la electrónica y la aeronáutica.

Estos últimos pueden sufrir aún más la guerra. Tras dos años de restricciones en algunas localidades debido a la pandemia de COVID-19, el sector se vuelve a enfrentar a una nueva crisis debido a la restricción del espacio aéreo en algunas localidades de Europa, cuando ya se podía ver una recuperación. 

El aluminio también es un material importante por sus propiedades. Como material que permite la conducción del calor, se utiliza en la preparación de alimentos calientes y fríos y en su envasado, especialmente para las bebidas.

Los sectores de la construcción civil y la arquitectura también conocen la importancia del material. Su versatilidad y resistencia a la corrosión permiten su uso en diversas obras, principalmente en estructuras fijas y temporales, como escenarios de conciertos. 

Por ello, varios sectores industriales utilizan el aluminio en sus producciones, lo que, con el alto precio y la dificultad de adquirir el material, hace que todos acaben perdiendo. La falta de material puede retrasar algunas producciones y, también, repercutir en el precio del producto final, perjudicando al consumidor. 

¡Cuente con Coppermetal para cerrar un buen acuerdo!

Como hemos visto, la guerra tiene consecuencias directas e indirectas para todo el planeta. En el caso de las materias primas, el problema es aún mayor, ya que su valor se determina según la ley de la oferta y la demanda, recogida en la tabla de la LME.

Nosotros, desde Coppermetal, estamos al tanto de todos los escenarios que envuelven al mercado de los metales. Como empresa de distribución con más de tres décadas en el mercado, contamos con un equipo especializado y un amplio stock de materiales para satisfacer las demandas de nuestros clientes.